Quédate en casa

Llevamos ya más de dos semanas en casa reinventando nuestras vidas.

Hemos descubierto que podemos ser astronautas en nuestra nave espacial. Desayunar, regar las plantas y hacer ejercicio son los planes para esta mañana. Leer, dibujar y acabar el puzzle nos entretendrá por la tarde.

El yoga de las 20:30 se ha convertido en un ritual ineludible después de aplaudir a nuestros ángeles sanitarios. Hemos descubierto usos nuevos en nuestro espacio doméstico, ahora sabemos cual es el mejor lugar para la colchoneta o donde entra la mejor luz para la lectura.

Paciencia y esperanza. Pronto volverán los abrazos, los besos y las caricias.